dissabte, 17 de maig de 2008

OLEO SOBRE PIEDRA


http://www.hospitaldeorbigo.com/extimages/p_04_ezg_2.jpg

Vicentín lo leyó en el periódico (bajo los adoquines, la playa) y se puso en seguida a esbozar un croquis. No tardó demasiado en llevarlo a cabo porque tenía en su carácter el principio de: un pensamiento - un movimiento.

En el puente que une Hospital de Órbigo con el Puente de Órbigo, Vicentín se ponía a desguazar el armazón de piedra del puente romano el día 13 de cada mes, quitando únicamente una piedra y nunca dos adoquines contiguos, evitando así desalinear la estática de la construcción y conservar la mitad de los datos originales. En su lugar, colocaba un disco duro externo de 500 Gb rectangular, que en ocasiones tenía que limar para que encajara en el hueco que quedaba.

Tenía la idea de generar una supermemoria arquitectónica sobre un armazón de más de 15 siglos y así sustituir al antiguo cementerio. Dejaba las conexiones USB en la parte externa para que cuando hubiera acabado la obra, los usuarios pudieran enterrar su intimidad.

Tots els continguts d´ aquest bloc, excepte on està especificat, són creació i propietat de © Jordi Roldán 2007-2012.