dilluns, 15 de desembre de 2008

VOXEL DE ANATOMIA vol 2: SISTEMA LÍMBICO


" Siempre dices que soy un alma del averno. Tendré que darte la razón, quizás sea cierto" (Aviones plateados. El Último de la Fila).



En realidad, las verdades del extrarradio de nuestra anatomía neuronal, siempre son perpendiculares, no paralelas, porque en este último caso, no se tocarían y desconoceríamos su existencia. Tal vez, lo único verdaderamente paralelo sea el amor, la ciencia o la soledad, porque nunca se llegan a ver. Y el que diga lo contrario miente. Es probable que el bote de somníferos a punto de ser ingerido, el laboratorio o una cama de hostal, sean los cruces de caminos de estas vías muertas, la puerta que deja ver una luz en la habitación, como en El resplandor, pero nada más. Yo me di cuenta de esto cuando maté al primer cazador de lobos bajando el monte Teleno. Que se joda pensé, por cruzarse en el camino, por geómetra ignorante. Aquel señor, armado con una escopeta de cartuchos y una estampita de monseñor Escrivá de Balaguer y Albás (un santo con nombre de aristócrata, sus huellas en la nieve. Algún día hablaré de esto) en el bolsillo de la solapa, no paraba de gritar, ¡el hombre es un lobo para el hombre!, mientras con los prismáticos escudriñaba entre los matojos y las piedras rastros de algún cánido salvaje. Me acerqué por detrás en el momento en que alzaba la bota de vino y le inyecté una pequeña dosis de potasio en la pierna. Luego, semiinconsciente, creo que mantuvimos un diálogo, o un monólogo. Ese día, tenía ganas de que me escucharan:

" No mires tanto, la luz es insuficiente a estas alturas. Con masa, un churro diletante y amargo. Otro mundo paralelo. ¿Te das cuenta?". Y le descerrajé un tiro en la nuca, refutando a Hobbes.


Tots els continguts d´ aquest bloc, excepte on està especificat, són creació i propietat de © Jordi Roldán 2007-2012.