divendres, 6 de novembre de 2009

.



(...)
- Eso de extrañar, la nostalgia y todo eso es un verso. No se extraña un país, se extraña el barrio en todo caso, pero también lo extrañas si te mudas a diez cuadras. El que se siente patriota, el que cree que pertenece a un país es un tarado mental. La patria es un invento. Que tengo que ver yo con un tucumano o un salteño, son tan ajenos a mi como un catalán o un portugués. Estadísticas, números sin cara. Uno se siente parte de muy poca gente. Tu país son tus amigos y eso sí se extraña. Pero se pasa. Lo único que yo te digo es que cuando uno tiene la chance de irse de Argentina la tiene que aprovechar. Es un país donde no se puede ni se debe vivir, te hace mierda. Si te lo tomás en serio, si pensás que puedes hacer algo para cambiarlo te hacés mierda. Es un país sin futuro, es un país saqueado, depredado y no va cambiar. Los que se quedan con el botín no van a permitir que cambie.

- Que la patria es un verso estoy de acuerdo. Pero en lo otro sos muy pesimista. Todo puede cambiar. No creo que estemos mucho peor que otros países.

- La Argentina es otra cosa, no es un país, es una trampa. Alguien inventó algo como la zanahoria del burro…lo que vos dijiste: puede cambiar, la trampa es que te hacen creer que puede cambiar, lo sentís cerca, ves que es posible, que no es una utopía, es ya, mañana…y siempre te cagan. Vienen los milicos y matan 30.000 tipos, o viene la democracia y las cuentas no cierran, y otra vez a aguantar y a cagarse de hambre, y lo único que podés hacer, lo único que podés pensar es en tratar de sobrevivir o de no perder lo que tenés. El que no se muere se traiciona y se hace mierda. Y encima te dicen que somos todos culpables. Son muy hábiles los fachos, son unos hijos de puta. Pero hay que reconocer que son inteligentes, saben trabajar a largo plazo.

Tots els continguts d´ aquest bloc, excepte on està especificat, són creació i propietat de © Jordi Roldán 2007-2012.