dimecres, 9 de maig de 2012

Siempre nos quedará el mil - siete - ocho - nueve

Seguimos con la privatización de las ganancias y la socialización de las pérdidas, como si el espejo tuviera la culpa de la cara, sombras y freaks de la moneda público - privado, hileras de cráneos reverenciando cualquier expedición al horizonte del mercado, y esto último podría ser de Sorensen.  























Roxy Music (1980): Same old scene



Tots els continguts d´ aquest bloc, excepte on està especificat, són creació i propietat de © Jordi Roldán 2007-2012.