dilluns, 21 d’abril de 2008

NORTHERN EXPOSURE TUNEADA vol 12


Chris acabó al fin su curso de Psicología aplicada a la nada que hizo a través de internet,una especie de máster que impartía la Universidad de Ulan Bator, capital de Mongolia, el centro del vacío de los mapamundis.
Como cada domingo, en esta ocasión con la canción Quand on n´a que l´amour de Jacques Brel de fondo, empezó el programa de la noche con otra cita del tío Walt:” Lo que estudiando no se podía enseñar - lo que predicando no se podía conseguir se ha conseguido, ¿no es verdad?

Buenas noches habitantes de Cicely. Incluso de lo que no existe se intenta teorizar, postular y ordenar. Por ejemplo, cuando nos vamos a dormir, en ocasiones hacemos balance de lo que podríamos haber hecho pero no hemos realizado, o de lo que no tenemos y desearíamos tener, como aquella camarera que nos miró dos veces y nos estaba diciendo que en realidad, lo que quería, no era que le pidiéramos otra cerveza, sino que le apuntaramos el número de teléfono en su libreta. Dedicamos más tiempo a pensar en situaciones no vividas o hipotéticas que a reflexionar sobre lo que hemos conseguido o lo que nos sustenta. Dicen por ahí que eso es una fábrica de insatisfacción, un chute directo en vena de negativismo. No lo tengo muy claro. He seguido un curso a distancia sobre el pensamiento de la nada. Mucha teoría y poca aplicación práctica. Supongo que en el fondo, de eso precisamente se trataba, de demostrar que lo que no existe no se puede practicar. Pero una vez más, los académicos no siguen la dirección real de los eventos, ¿por qué?. El séptimo arte nos vuelve a revelar los motivos. Me la pasó Ed la semana pasada, guitarra de Ry Cooder y dirección del gran Win Wenders. ¡Hey gente! Europa existe, no sólo el - ei (L.A). Veo caminar al protagonista de Paris-Texas por la vía del tren y pienso que es la nada más bellamente expuesta, un canto al no ser, a la libertad de no tener destino ni camino, una época que existe sólo en la imaginación del tiempo presente, ese que cuando lo pronuncias ya forma parte del pasado, el que no dura ni un segundo, alejado de todo exhibicionismo. Es que el presente es la nada por excelencia, no tiene imperfecto ni pluscuamperfecto, el presente es el presente simple, sólo eso, pero existe, y está plasmado en la pantalla. Me pregunto si saldrá de los videoclubs y llegará el día en que los calendarios no tengan recuadros de días ni de meses, y sean un espacio en blanco, un día en que al encender la radio no haya música, ni anuncios, ni programas, cuando como en la canción de Brel, uno sólo tenga algo querido (no necesariamente otra persona sino a él mismo) y no le hagan falta más convicciones ni teorías materiales sobre hechos concretos. Supongo que si llega ese momento, los escritores guardarán sus libros por publicar en el PC, los pintores los cuadros en buhardillas, y los poetas, sus versos en el cajón. Ese día la nada habrá triunfado, los fantasmas se congregarán en castillos para desaparecer, no habrá protagonistas, ni glorias efímeras, ni fama, y tendremos todo por descubrir, habrá una luz que nunca se apaga, como predijeron The Smiths (There is a light that never goes out)…”

Tots els continguts d´ aquest bloc, excepte on està especificat, són creació i propietat de © Jordi Roldán 2007-2012.